January 15, 2016
by Marta Garnelo
 
On December 4, the Ministry of Education of Peru, recognized the efforts and commitment of civil servants in the sector through the awards “Good Practices in Public Management and Anti-Corruption in Education.”
 
Among other 38 “good practices”, Minedu LAB, the laboratory of cost effective innovations in education policy established in the Secretariat of Strategic Planning, won the first position under the category “Best Service to Users in the Education Sector.” IPA Peru and J-PAL Latin America and Carribean have supported the establishment of the lab since its inception and have provided the Ministry technical assistance during its first year of operations.
 
The lab is an innovative approach to policymaking,  that fosters the identification of cost-effective innovations in education policy, which are piloted and evaluated using administrative data to determine their effectiveness. As an example, the lab is currently evaluating the impact in school dropout rates of providing students information on the returns of secondary education through videos shown in public schools. Other innovations being tested include providing parents with comparative information on schools performance in standardized tests and sending motivational and informative text messages to teachers to improve their performance.
 
Minedu LAB’s ultimate aim is to allow the Ministry to make informed decisions on how to best deliver education policies that have an impact in implementation and learning outcomes and scale those innovations that prove to be effective.
EduLabEnglish.jpg
 

 

 
A fundamental and pioneering feature of Minedu LAB is its close linkage to academia in the process of innovation and learning. The collaborative process combines the researchers’ expertise with the political and operational experience of policy makers. The team receives guidance from a Research Advisory Board, composed of renowned researchers with expertise in education economics. The Research Advisory Board in 2015 consisted of Francisco Gallego (Pontificia Universidad Católica deChile) Sebastián Galiani (University of Maryland) and Christopher Neilson (Princeton University). This guarantees the highest quality standards in the intervention and evaluation design, ensuring that the innovations tested before scaling-up are informed by existing rigorous evidence and cutting-edge theories on education and behavioral economics. 
 
On a broader perspective, the evidence generated by Minedu LAB constitutes a public good suited to inform decision-making, not only by the Ministry of Education of Peru, but also by other government entities in the region and the world facing similar challenges. Furthermore, Minedu LAB incorporates a culture of learning in public policy, thanks to systematic innovation and rigorous evaluation, positioning the Ministry as a forefront actor in evidence-based education policy.
 
We are thrilled by the fact that this effort has been signaled by the Ministry as one of its best practices in education management and hope Minedu LAB’s recognition grows as it continues to innovate and generate policy lessons for the improvement of education policy. Moreover, we hope this experience inspires other government agencies in Peru and the region willing to develop similar initiatives to improve public policy through the institutionalization of the use and generation of rigorous evidence.
 
Marta Garnelo is a Senior Policy Associate with J-PAL Latin America and Carribean, based in IPA's Peru Office.

 
El 4 de diciembre, el Ministerio de Educación del Perú reconoció les esfuerzos y compromiso de los servidores públicos del sector a través del premio a “Buenas prácticas en gestión pública y anticorrupción en educación.”
 
Entre otras 38 “buenas prácticas” Minedu LAB, el laboratorio de innovaciones costo-efectivas en política educativa establecido por la Secretaría de Planificación Estratégica, ganó el primer puesto en la categoría de “Mejor servicio para los usuarios en el sector educación.” IPA Perú y J-PAL América Latina y Caribe han apoyado el establecimiento del laboratorio desde su concepción y han provisto al Ministerio de asistencia técnica durante su primer año de funcionamiento. 
 
El laboratorio es un enfoque innovador al proceso de formulación de políticas públicas, que promueve la identificación de innovaciones costo-efectivas en política educativa que son piloteadas y evaluadas usando datos administrativos para determinar su efectividad. Por ejemplo, el laboratorio está actualmente evaluando el impacto en las tasas de deserción escolar de proveer a los estudiantes información sobre los retornos a la educación secundaria a través de videos mostrados en escuelas públicas. Otras innovaciones que están siendo evaluadas incluyen el proveer a los padres información comparativa sobre los rendimientos de las escuelas en pruebas estandarizadas y el enviar mensajes de texto motivacionales e informativos a los profesores para mejorar su rendimiento.
 
El objetivo final de Minedu LAB es permitir al Ministerio tomar decisiones informadas sobre la mejor manera de implementar las políticas educativas que tengan un impacto en resultados de implementación y aprendizaje, y escalar aquellas innovaciones que prueben ser efectivas. 
EduLabSpanish.jpg
 

 

Un aspecto fundamental y pionero de Minedu Lab son sus vínculos cercanos con el mundo académico durante el proceso de innovación y aprendizaje. El proceso colaborativo combina el conocimiento y experiencia de los investigadores con la experiencia política y operacional de los responsables de política pública. El equipo recibe la asesoría de un Directorio de Investigación compuesto de renombrados investigadores en economía de la educación. Durante el 2015 el Directorio de Investigación estuvo conformado por Francisco Gallego (Pontificia Universidad Católica de Chile), Sebastián Galiani (Universidad de Maryland) y Christopher Neilson (Universidad de Princeton). Esto es una manera de garantizar los más altos estándares de calidad en el diseño de la intervención y la evaluación, asegurando que las innovaciones probadas antes del escalamiento sea informadas por la evidencia rigurosa existente y por teorías vanguardistas de economía de la educación y conductual.  
 
Desde una perspectiva más amplia, la evidencia generada por Minedu LAB constituye un bien público, dirigido a informar la toma de decisiones, no solo del Ministerio de Educación del Perú, pero también de otros entes gubernamentales en la región y el mundo que enfrenten desafíos similares. Además, Minedu LAB incorpora una cultura de aprendizaje en políticas públicas gracias a la innovación y evaluación rigurosa sistemáticas, posicionando al Ministerio como un actor de vanguardia en materia de política educativa basada en evidencia. 
Estamos entusiasmados por el hecho que este esfuerzo haya sido designado por el Ministerio como una de sus mejores prácticas en gestión educativa y esperamos que el reconocimiento de Minedu LAB siga creciendo conforme continúe innovando y generando lecciones de política para la mejora de la política educativa. Además, esperamos que esta experiencia inspire a otras agencias del gobierno en Perú y la región dispuestas a desarrollar iniciativas similares para mejorar la política pública a través de la institucionalización del uso y generación de evidencia rigurosa. 
 
Marta Garnelo es la Asociada de Politicas Senior de J-PAL America Latina, basada en la oficina de IPA Perú.