Las fuerzas policiales urbanas tienden a enfocar sus esfuerzos en las áreas con tasas de crimen más altas. Sin embargo, incrementar la presencia estatal en los sitios más inseguros puede simplemente desplazar el crimen a otras áreas, dejando las tasas de crimen agregadas iguales a como estaban en un principio. En Bogotá, Colombia, un grupo de investigadores, en alianza con la Alcaldía de la ciudad, decidieron medir el impacto de tres estrategias sobre la reducción del crimen y su desplazamiento: focalizar la vigilancia policial, hacer mejoras al espacio público y una combinación de ambas estrategias. La evaluación encontró que estas estrategias reducen el crimen en las calles focalizadas en el estudio, pero solo cuando son implementadas al mismo tiempo. Mientras la mayoría de los crímenes, particularmente los delitos contra la propiedad parecen desplazarse a las calles aledañas. Hay evidencia que sugiere que los crímenes violentos, especialmente los homicidios y el abuso sexual, disminuyen en toda la ciudad como resultado de la intervención.

Publication type: 
Brief
Date: 
September 03, 2019
Country: