A lo largo de la última década, cerca de 5.1 millones de venezolanos han abandonado su país. Colombia ha sido el mayor receptor de estos migrantes: a junio del 2020 el Gobierno Colombiano identificó cerca de 1.74 millones de venezolanos al interior de sus fronteras, de los cuales aproximadamente 986 mil son personas indocumentadas. La composición de esta población tiene características socioeconómicas diversas, aunque destaca que el grueso de los migrantes son personas en condición de trabajar, que buscan conseguir ingresos para ellos y sus familias.

La crisis social desatada por la pandemia del COVID-19 ha agravado la condición de vulnerabilidad de los migrantes venezolanos. ¿Qué mecanismos favorecen el bienestar de esta población? Este resumen de política pública destaca que las redes de migrantes y la posibilidad de acceder a un permiso de permanencia (PEP-RAMV) facilitan el proceso migratorio en Colombia, permitiendo una mayor integración social y económica de la población migrante en la sociedad colombiana y generando efectos positivos en su bienestar.

Para explorar el impacto potencial de estos mecanismos, este documento proporciona una descripción general de (i) la importancia de las redes de migrantes y el PEP-RAMV durante los procesos migratorios, (ii) las diferencias entre estos dos mecanismos, y (iii) cómo ambos mecanismos han mitigado los impactos negativos en los hogares generados por el COVID-19.

, Nicolás RomeroAbraham Farfán
Publication type: 
Brief
Date: 
September 21, 2021
Country: